04 enero 2009

El Cuadernito III

-Eso es- Pensó con satisfacción el maestro Renato Rivera-Reyes después de interpretar con éxito la difícil Serenata en Fa sostenido menor de Francisco Tárrego. Llevaba solo una semana tocando el banjo (Se pronuncia banyo) y ya lo dominaba.

-Eso es- Pensó con satisfacción. No era para menos, El maestro Rivera-Reyes tocaba con soltura veintitrés instrumentos de cuerda, catorce instrumentos de viento y se defendía en más de un ciento de instrumentos de percusión, “Aún no acabo de dominar el güiro”, solía decir con modestia.

-Eso es- Pensó con satisfacción el maestro Renato Rivera Reyes al momento que guardaba el banjo en el estuche para después salir apresurado con rumbo a la casa de Gloria.

-Eso es- Pensó, una vez más al ver una luz prendida –Aún está despierta-.

1 comentario:

PBetteo dijo...

Dos historias amigas, muy distintas y mutuamente motivantes... empezando casi al mismo tiempo.
Larga vida (por segunda vez).