04 febrero 2009

Una vez en Oaxaca...



Contexto: 28 de Octubre del 2004. Patricio Betteo y yo, a la medianoche, en un edificio antiguo de Oaxaca, haciendo un pequeño experimento con animación stop motion.

El imbatible placer de hacer cosas sin ningún beneficio inmediato.

6 comentarios:

PBetteo dijo...

Tantos años después... no es tan desafortunado el ejercicio.
Las tomas finales están buenas.

Recuerdo haber aportado la cámara, la plastilina y ¡claro!: también sustuve la lámpara.---> (valiente asistente)

Un abrazo colmado de nostalgia.

Ericka dijo...

Uy qué buena animación! Ese muñeco me recuerda en algo a Patricio, no sé en qué exactamente...hmmm...

Hace tiempo no te dejaba un comentario, espero que estes muy bien. Saluditos :D

Anónimo dijo...

Sí que lo es, el placer. Buen ejercicio, y jala mucho mi atención por que precisamente estamos haciendo ejercicios de estos en la escuela. Saludos :)

Aarón dijo...

genial...
¿y habia mezcal y tlayudas durante la producción?

ÚXKRito dijo...

Muuuy moneeto, muuuy moneeto!!!!

Adriano dijo...

Ericka: ¿nariz? ¿Complexión física? El color definitivamente no.

¡Saludos!

Anónimo: Son harto divertidos.

Aarón: Mezcal no, tlayudas probablemente, depende del día.

Óscar: Grazzie!!

¡Saludos a todos!