23 enero 2009

Palomas

Raymundo Villavicencio fue, por mucho tiempo, el hombre más alto de Santa Prosperidad Zicatrabapécuaro Mich.

La gente lo recuerda, no obstante, más por su inusual bondad con las palomas. Se recuerda que gastaba casi un peso en pan fresco que desmenuzaba finamente y repartía entre las aves todas las tardes después de salir de trabajar.

- Hay que desmenuzarlo fino -solía decir- de otra manera las palomas se atragantan o desarrollan problemas digestivos.

Hoy en día, en la plaza de armas de Santa Prosperidad Zicatrabapécuaro, se puede admirar la magnífica estatua vaciada en bronce que representa al llamado "Hombre de las palomas". El municipio ha decidido colocarla en la misma banca que ocupaba habitualmente don Raymundo y los lugareños han tomado por costumbre colocarle migajas de pan en las manos.

Las palomas, sin embargo, han perdido la costumbre de acercarse a comer.

3 comentarios:

PBetteo dijo...

Muy linda historia.
Sobre el dibujo: que pinche nivelazo.

Anónimo dijo...

( 8 3 8) Que hermoso....

Diablos dijo...

Buena manera de meterle un dulce de nostalgia a la alegría. Bien por las historias ilustradas.